Levantar la autoestima de los niños conlleva a un mejor desarrollo de sus habilidades sociales, confianza y seguridad en sus capacidades. Estos consejos te ayudarán a tener mejores ideas para reforzarla en todo momento.

La seguridad y la confianza son los pilares que todo niño necesita para su desarrollo, aprendizaje y cumplimiento de metas. Son dos características de una buena autoestima que se potencian todos los días a través de una serie de acciones en la escuela, en casa o en otras situaciones comunes. Es por ello que es importante reforzarla todos los días. De esta manera, los pequeños del hogar serán mucho más felices ahora y en el futuro.

Al interactuar con tus hijos, sobrinos o parientes pequeños, siempre debes manifestar que confías en ellos y abordar los errores que cometen de forma constructiva, ayudándolos a aprender de ellos. Por ejemplo, ante una equivocación cometida, lo importante será que se sienten, conversen y hablen juntos sobre por qué cometieron ese error, qué pueden hacer para solucionarlo y qué aprendizaje rescatan.

De esta forma, los niños se sentirán capaces y sin temores de volver a equivocarse. Así, lograrás que se concentren en sus propios talentos y capacidades, ya que cada niño es diferente. Será muy importante que conserves un ambiente sano, lleno de afecto y cariño, en el que siempre tengan la seguridad de que serán comprendidos y apoyados.

El deporte es una excelente opción para elevar el estado de ánimo, la energía, la motivación y el autocontrol en los niños. Esta actividad física genera una mejora en la autoestima de los pequeños y les enseña a confiar en ellos mismos y en sus capacidades. Además, es la clave para tener una relación sana y respetuosa consigo mismos y los demás, pues hace que los niños mejoren sus habilidades sociales y dominen sus propias habilidades.

¿Qué se logra al reforzar su autoestima?

Los beneficios son muchos y dependen de las experiencias diarias por las que pasen. Un niño va construyendo la imagen de sí mismo según cómo perciba el mundo que lo rodea. Dicha imagen será favorable mientras conserve una autoestima estable. Estas son algunas de las ventajas más importantes:

Mejora sus habilidades sociales.

Son capaces de entender y afrontar emociones negativas como la frustración.

Potencia la seguridad en ellos mismos.

Los vuelve más empáticos y solidarios.

Se sienten protegidos y apoyados, por lo que tienen más confianza para proponerse metas.

Es vital para el desarrollo de su inteligencia emocional.

Las claves para reforzar su autoestima

Sin caer en la sobreprotección, es muy importante acompañar siempre a los pequeños en sus logros, actividades y problemas diarios. No olvides lo siguiente:

Creer en ellos y dotarlos de fuerza en todo lo que se propongan.

Acompañarlos y guiarlos cuando experimenten situaciones o emociones negativas.

Apoyarlos en todas las experiencias que tengan, pero sin hacer las cosas por ellos. Así lograrás que tengan una mayor confianza e independencia.

Elogiarlos y felicitarlos cuando logren algo o lo intenten.

Proponerles metas o proyectos realistas, que sepas que pueden cumplir.

Entender en qué ámbitos se desarrollan mejor. Por ejemplo, si los matriculas en un deporte como el fútbol y no obtienen buenos resultados, solo les generará frustración. Primero, pregúntales qué actividad les gusta y parte de sus respuestas para plantearles retos y tareas.

Por último, lo primordial será que los quieras tal y como son. Enséñales que la vida está llena de aprendizaje, que todos somos diferentes y que equivocarse es normal. No hay que tener miedo a los errores pues lo importante es tener la fuerza para aprender y salir adelante con cada logro. Visita este video si quieres saber más sobre este tema: ¿Por qué está bien equivocarse?

ARTÍCULOS RELACIONADOS