¿Sabías que la autoestima debe trabajarse a diario? Te contamos algunas formas para hacerlo de manera exitosa y potenciar tu autoconfianza.

Para cumplir tus metas y afrontar con energía los retos que te depara el día a día, es importante que te sientas motivada y confíes en tus habilidades. En otras palabras, es importante cultivar a diario una autoestima saludable a partir de hábitos y pensamientos positivos. A continuación, te brindamos 10 consejos que te ayudarán a lograrlo.

Adiós a las culpas.

Cada error o fracaso solo es un trampolín hacia el éxito. Recuerda que por más mínimo que sea, cada problema representa una forma de aprendizaje que te ayudará a crecer. Esta actitud te ayudará diariamente.

¿Quieres saber cómo reaccionar cuando te equivocas? En ¿Cómo enfrentar tus errores y sacarles provecho? te ofrecemos algunos consejos para que puedas superar los obstáculos que se presentan en tu vida.

Conoce tus aspectos positivos y también los negativos.

Un buen método es escribir todo aquello que te beneficia y también lo que más te afecta. Puedes hacerlo todas las noches durante 21 días, tras lo cual tu cuerpo se acostumbrará a seguir este hábito. El autoconocimiento te ayudará mucho a generar cambios que impacten en tu vida.

El amor propio es la clave.

Piensa en tus seres queridos, las metas que has cumplido y las experiencias que has vivido, y siéntete orgullosa. Recuerda también que hay mucha gente dispuesta a apoyarte con todo lo que te propongas.

Ten objetivos realistas.

Las personas tienden a asumir objetivos poco realistas y, al no cumplirlos, aparece una sensación de frustración. Lo mejor para mantenerte motivada es empezar con objetivos de corto plazo que puedas cumplir en un día, una semana o un mes.

Lo ideal es que estas pequeñas metas te acerquen cada vez más a un objetivo más grande, que puedes plantear realizar en un periodo más amplio como 6 meses o un año.

Los miedos son normales.

Tener miedo a lo desconocido o a lo que nos parece difícil es una reacción natural. Es más, en cierta medida, los miedos son saludables, pues nos alertan del peligro. No obstante, no debemos dejar que se conviertan en un obstáculo en nuestra felicidad. Es importante transformarlos en pensamientos positivos. Puedes practicar esto todas las mañanas frente al espejo. Mírate y pronuncia una frase de ánimo que te permita empezar el día con energía y confianza.

Fomenta valores.

Los valores tienen que ser tu hoja de ruta a seguir. Ellos harán de ti una mujer comprometida con la sociedad y una generadora de cambios.

Has deporte.

¿Has escuchado alguna vez la frase “cuerpo sano, mente sana”? Esto tiene mucho de cierto. Diversos estudios han arrojado que los ejercicios de mediana intensidad ayudan a las personas a incrementar su autoestima en corto plazo. Además, ejercitarte, aunque sea por pocos minutos, te ayudará a sentirte con más energía y fuerza.

Evita la rutina.

Tómate un tiempo para hacer lo que te gusta y estar con las personas que quieres. Es una excelente forma de potenciar la confianza en ti misma.

Cuidado con las comparaciones.

No te abrumes por lo que otros piensen o digan de ti. Todas tenemos nuestros propios objetivos y formas de lograrlo, así como tiempos y capacidades.

Cuéntale a alguien sobre tu día.

Siempre es bueno contarle a alguien sobre tu trabajo, familia o las cosas que te pasaron hoy. Es importante recibir consejos o simplemente saber que te escuchan.

¿Lista para seguir mejorando? Haz ejercicios, planifica un viaje corto y alcanza el bienestar en todas tus actividades.

ARTÍCULOS RELACIONADOS